domingo, 19 de noviembre de 2017

Spanakopita-Cocinas dell Mundo en Grecia


Este mes con el reto de Cocinas del Mundo viajamos hasta Grecia, país que aun no conozco en persona pero que tiene una gastronomía que en casa solemos hacer con frecuencia, como la Moussaka, la salsa tzatziki o los koftas


Estos tres platos, sobre todo la moussaka son muy apreciados en mi familia ya que nos encantan las berenjenas, y a mi particularmente me sale deliciosa. Pero no he querido echar mano de una receta ya probada en casa para el reto de este mes, sino que he querido elaborar algo diferente, en este caso un spanakopita, que es algo así como una empanada con pasta filo rellena de espinacas y diferentes tipos de queso. Y tengo que decir que ha tenido mucho éxito, así que va a pasar a formar parte del recetario habitual para ocasiones especiales. Es una receta muy fácil de preparar y que queda muy bien en una mesa festiva, ahora que se van acercando las navidades.
Y ahora sin mas dilación, vamos a la elaboración, que como os he comentado mas arriba, es muy fácil, rápida y os va hacer quedar muy bien si os ofrecéis a hacerla para estos días de fiesta que se nos presentan. Además, no es pesada, a pesar de los quesos que lleva en su interior, ya que la pasta filo queda muy ligera.

Ingredientes:

8 hojas de pasta filo
300 g espinacas frescas
1 cebolla
200 g queso feta
200 g requesón
200 g queso rallado
2 huevos
sal y pimienta

Elaboración:



En primer lugar cortamos la cebolla en brunoise y la rehogamos en un poco de aceite de oliva.
Una vez bien pochada, añadimos las espinacas y rehogamos unos 5 minutos, lo justo para cocinarlas ligeramente. Como observareis, no añadimos sal en este punto, ya que después al añadir los quesos, sera cuando rectifiquemos de sal y de pimienta. Apartamos las espinacas  y dejamos templar.
Cuando estén templadas, añadimos los 2 huevos batidos, el requesón, el queso rallado y el queso feta desmenuzado y mezclamos bien. Probamos de sal y añadimos pimienta recién molida.
Preparamos una bandeja de horno rectangular, pintando la base con aceite y poniendo una hoja de pasta filo, pincelando de nuevo con aceite y ponemos otra hoja mas. Rellenamos con la mitad del preparado de espinacas y queso y cubrimos con dos hojas de pasta filo, pintando cada una de ellas con aceite antes de colocar la siguiente. La pasta filo es muy fácil de utilizar y solo hay que seguir las instrucciones del paquete.
Añadimos el resto de relleno de espinacas y disponemos las 4 hojas restantes de pasta filo sobre este relleno. Cerramos los bordes y con un cuchillo bien afilado hacemos unos cortes como delimitando las porciones, pero sin llegar a perforar las cuatro hojas que hacen de tapa del spanakopita.
Ponemos en el horno precalentado a 200ºC unos 40 minutos, hasta que esté dorada la superficie.
Sacamos del horno y servimos bien caliente acompañado de una ensalada de pepino, que también es muy típica de  Grecia.



Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerlo para estas fechas de fiestas que se nos vienen encima. Es un plato muy fácil y resultón y además no es nada pesado. Deseando saber el lugar que visitaremos en enero, y ya pensando en la receta para el recopilatorio de Navidad, nos vemos la próxima.