domingo, 17 de septiembre de 2017

Albóndigas con mazana en salsa de vino de Istria-Cocinas del Mundo en Eslovenia


Para este viaje del reto Cocinas del Mundo del mes de septiembre, hemos puesto rumbo a Eslovenia, país europeo situado en la parte central de este continente. 


aEs un país muy joven ya que fue creado de la escisión de la antigua Yugoslavia en 1991. Es un país pequeño y con poca densidad de población. Y hoy en particular, es noticia en España, (este post lo estoy escribiendo el 14 de septiembre), porque frente a la selección de este país, el equipo español de baloncesto se juega el pase a la final del Eurobasket 2017 y esperemos que haya suerte.
Y ya sin mas retraso, y debido a que aun no he terminado de desliarme después de las vacaciones, he elegido una receta muy sencilla de albóndigas en salsa, con una particularidad, que entre sus ingredientes lleva manzana. La gastronomía de este país es variada y basada en cereales como el trigo sarraceno y carnes de cerdo y cordero.

Ingredientes:

500 g carne cerdo picada
2 manzanas
1 huevo
sal
pimienta
Aceite
1 cebolla
1 vaso de vino blanco malvasía de Istria (si no lo encuentras podéis usar un vino tipo jerez seco)
2 vasos de caldo de verduras

Elaboración:

En una fuente ponemos la carne picada, la manzanas ralladas, el huevo, sal y pimienta y mezclamos bien.
En un plato ponemos un poco de harina y formamos las albóndigas con ayuda de una cuchara, las pasamos por harina y las redondeamos con ayuda de las manos.
Las vamos poniendo en un plato y cuando las tengamos todas las freímos en abundante aceite bien caliente. Una vez estén doradas, las pasamos a un plato con papel absorbente y reservamos hasta que  tengamos todas bien fritas.
Tomamos un par de cucharadas del aceite de freír las albóndigas y lo ponemos en una sartén amplia, y procedemos a cortar la cebolla en brunoise.
Rehogamos la cebolla, y una vez bien pochada, ponemos las albóndigas, damos unas vueltas y añadimos el vino. Cuando empieze a hervir, añadimos los dos vasos de caldo y dejamos reducir la salsa. Una vez este la salsa bien trabada; si se os queda un poco ligera podéis añadir una cucharada de maicena disuelta en medio vaso de caldo frío; ponemos en una fuente y preparamos el pan, porque la salsa está para chuparse los dedos.


Espero que os haya gustado esta receta de albóndigas al estilo esloveno y que os animéis a hacerlas ahora que va llegando el tiempo de los platos mas contundentes. Y ya vamos preparando las maletas para el próximo destino. Hasta la próxima.