lunes, 24 de abril de 2017

Tortas de anís tipo Ines Rosales


El sábado pasado día 22 de abril, dos blogs de los que sigo organizaron el día de la harina, que consistía en realizar recetas que llevasen entre sus ingredientes harina, de esos blogs a lo largo de ese sábado, tantas como pudieras y a mi medio tiempo a realizar tres. Y esta que os traigo aquí es la primera de ellas. Las recetas no tienen porque se un copia pega, sino, que pueden ser tuneadas como ha sido mi caso en las tres elaboraciones.
Esta que os traigo esta basada en la receta de tortas de aceite del blog Sabor en Cristal, que a su vez esta basada en una receta de  Jamie Oliver, que digo yo, que un cocinero inglés dando una receta de unas tortas que son casi casi iguales que las de la marca Ines Rosales, es como para ver y no creer. En los enlaces que os he puesto podéis ver tanto la receta original como la pagina principal del blog, por si estáis interesados.
Y ahora vamos con la elaboración.

Ingredientes:

150 g harina blanca
150 g harina de espelta integral
10 g matalauva
125 ml agua
75 ml aceite oliva virgen extra
50 g panela
7 g levadura de panadería seca
1 clara+azúcar par espolvorear


Elaboración:

En primer lugar mezclamos los ingredientes sólidos.



A continuación, mezclamos el agua templada con el aceite y la levadura, dejando hidratar esta unos 10-15 minutos.



Mezclamos sólidos con líquidos y amasamos bien. Yo lo hice con ayuda de una cuchara y después con las manos, pero podéis hacerlo con una maquina amasadora.



Pasamos la masa a un bol engrasado y dejamos reposar unos 30 minutos.
Pasamos la masa a un mesa enharinada y estiramos con un rodillo, dejando un grosor de unos 3-4 mm.


Con ayuda de un cortapasta redondo de unos 10 cm de diámetro y vamos apartando los discos hasta terminar con toda la masa.


Preparamos una bandeja de horno cubierta con papel de hornear espolvoreado con azúcar blanco. 
Con ayuda de un rodillo y enharinando bien la superficie de trabajo, vamos estirando las tortas hasta que se nos queden muy finitas. Cuanta mas harina, sin pasarse, tenga la mesa, mejor estiraremos las tortas.


Batimos una clara de huevo y pintamos las tortas y las espolvoreamos con azúcar moreno y blanco. Ponemos en horno precalentado a 180ºC unos 8-10 minutos, casi mejor 8 porque al ser tan finitas, puede ser que se nos tuesten en exceso.
Doradas, las sacamos del horno y dejamos templar en una rejilla y ya están listas para comer.





Están super crujientes y además, riquísimas. Nada que envidiar a las que comercializan y además podemos guardarlas en una caja de lata y conservarlas durante varios días, siempre y cuando os duren tanto. Espero que os haya gustado esta receta del día de la harina y hasta la próxima.